Pasar tiempo a solas
Autoestima

Pasar tiempo a solas

¿Tienes tiempo para ti?

A todos nos ha pasado alguna vez tener la sensación de que necesitamos pasar tiempo a solas. No nos ha pasado nada malo ni estamos enfadados con nadie, pero estamos deseando que llegue el fin de semana para hacer planes que no incluyan a nadie más.

¿Nos pasará a todos? Mi opinión es que escucharnos a nosotros mismos es tan importante como escuchar y estar con otras personas. Pero, podemos abrir debate sobre si es un síntoma de alguna dificultad que atravesamos o simplemente forma parte del proceso de aprendizaje vital.

Lo primero que habría que aclarar es que no es lo mismo querer estar solo que sentirse solo. Nos vamos a referir a la primera opción, considerando que es una elección. En el caso de la segunda opción no deseamos la soledad, por lo que es una situación multifactorial que requiere una intervención profesional.

 

¿Qué beneficios tiene pasar tiempo a solas?

Paisaje

 

  • Desconectar: Dicen que somos una sociedad individualista y es verdad que ya no formamos grupos tan homogéneos en la familia, trabajo o amigos, pero estamos conectados todo el tiempo. Hay más diversidad en las circunstancias vitales, pero no menos interrelaciones, aunque sí creamos esos lazos de unión de forma diferente, son masivos y heterogéneos.

Es decir, que estamos todo el día trabajando con gente, viendo las redes sociales de otra gente, paseando con más gente, atendiendo a tus familiares, amigos y compañeros de trabajo de forma constante…

A veces será necesario apagar todos los dispositivos y pasar tiempo a solas. Seguramente, y sin saber cómo, llegarás a conclusiones innovadoras. También es muy sanador no pensar en nada, sentir el silencio.

Desconectar temporalmente no dañará tu vida social, de hecho, conseguirás prepararte para ella con mayor perspectiva. Al fin y al cabo, lo único que necesitas es a ti mismo para conseguir lo que te propongas.

 

  • Escuchar nuestras emociones: Puedes apagar todo el ruido de alrededor y encender el sonido de tu cuerpo y de tu mente. A veces no nos damos cuenta de que estamos realmente agotados, aburridos o agobiados. Una forma de ponernos en orden es pasar tiempo a solas.

El autoconocimiento es un superpoder que tenemos que desarrollar, así podríamos evitarnos sorpresas como la frustración.

Pasando tiempo a solas puedes descubrir millones de cosas. Por ejemplo, que estabas demasiado estresado, estabas perdiendo capacidad empática o preguntarte qué quieres hacer o conseguir de ahora en adelante. Es un ejercicio hacia dentro de uno mismo muy revelador, claro que luego habrá que trabajar en lo que nos respondemos.

Por supuesto, el cuerpo también habla y nos manda señales, aprovecha el tiempo a solas para observarte un poco.

 

  • Creatividad: La mayoría de las personas tendemos a pensar que no somos tan creativos como los demás. Sin embargo, tu capacidad creativa existe, está y se la espera.

¿Cuántas veces tenemos una idea brillante, la ignoramos por si es una tontería, y finalmente vemos como otra persona la lleva a cabo y triunfa?

No digo que al pasar tiempo a solas te vayas a convertir en un genio, pero seguro que, con la mente descansada y centrada en ti, sabrás sacar partido a tu creatividad. No estoy pensando en cosas grandes, solo decora tu casa con ese cuadro que tienes en la imaginación, inventa algo que te facilite el día a día, cualquier cosa que implique jugar con tu cerebro y no recibir influencias externas. Cuando empiezas, es un no parar, te sorprenderás.

Recuerda que, nadie es como tú y ese es tu poder.

 

  • Valorar lo que tienes: Cuando estamos con los demás comparamos inconscientemente y llegas a conclusiones (normalmente erróneas) del tipo: necesito comprarme lo mismo, si tuviera eso sería más fácil, si pudiera comprarme aquello estaría más feliz…

Sin embargo, cuando pasas regularmente tiempo a solas lo que te reclamas no suele ser material. ¡Haz caso a esto!

Un ejemplo podríamos encontrarlo durante los meses de confinamiento que hemos vivido. Podríamos encontrar infinidad de memes en las redes sobre lo que realmente queríamos, desde un abrazo a un paseo, desde ver a tus seres queridos, aunque no los pudieras tocar, a sentir el impulso de reconciliarte con alguien. No es casualidad, el hecho de mirarnos dentro ya empieza a arrojarnos respuestas.

Si eliges pasar tiempo a solas para descubrir qué tienes y qué te falta, olvida por un tiempo la parte material porque las tiendas van a seguir abiertas, pero tú te vas a ir cerrando si no le das valor a lo que sientes.

 

  • Fomentar tu autonomía: Al contrario de lo que has oído toda la vida, puedes hablar solo incluso en voz alta y que eso te lleve a cosas positivas. Eso sí, necesitarás pasar tiempo a solas para evitar que alguien más te conteste.

Escucha tus problemas contados por ti mismo, quizá hasta descubres que no existe tal problema. Pero si existe, ¿Cómo lo solucionarías ahora que estás a solas?

Deja de delegar en los demás o de huir de las cosas y tu autoestima se disparará. El efecto podría ser similar a cuando copias todo un examen y sacas un 10 pero te es indiferente y cuando estudias para la asignatura más complicada y consigues un 7, ese 7 sí te llena de orgullo y sí te da confianza sobre lo que puedes lograr.

 

¿Por qué es difícil?

Difícil tiempo

 

Ya es difícil encontrar tiempo libre, si además no queremos incluir a nadie más en nuestro plan y pasar ese tiempo a solas, aun se reducen más las posibilidades de encontrar un momento. Pero a la vez, por eso sientes la necesidad de hacerlo.

También tenemos que lidiar con la idea de que la soledad es mala en todas sus facetas, parece incluso que nos estemos castigando o aislando del mundo.

Además, en cuanto mencionemos que queremos pasar este fin de semana a solas, en casa o en mitad del campo, nos van a recordar que la vida social es muy importante. Pero de verdad que ambas cosas no están reñidas y se retroalimentan constructivamente.

Por no hablar del miedo/estrés que nos puede llegar producir el quedarnos a solas y escuchar en nuestros propios pensamientos lo que realmente buscamos o necesitamos. Porque ahí sí es cierto, que una vez te hablas de mí para mí, vienen las conclusiones y tomas de decisiones y esto, en algunos momentos de la vida, a todos nos paraliza. Es normal esta sensación, pero hay que enfrentarla.

Por supuesto, siempre que sintamos que la idea de pasar tiempo a solas o cualquier idea o acción nos supone un malestar en nuestra vida, debemos buscar apoyo. Principalmente porque, aunque la mente nos juegue malas pasadas, todo tiene solución y normalmente es incluso más sencilla de lo que imaginamos.

 

¿Qué puedo hacer solo?

Tiempo a solas al final

 

Todo. Realmente no necesitas a nadie para hacer nada, igual que elegimos pasar tiempo a solas, también elegimos hacerlo con otras personas. Por tanto, ambas cosas no deben ser una necesidad si no una elección.

Puedes divertirte jugando, bailando, cantando, haciendo deporte… también podrías descansar durmiendo, meditando, leyendo, dándote un baño… o abrir nuevos horizontes viajando solo, practicando una actividad nueva, disfrutando de la naturaleza… sería infinito, el truco está en leerte para seguir las instrucciones de lo que necesitas justo ahora.

Una pregunta que puedes hacerte para empezar a investigar en ti sería, ¿Qué experiencia me gustaría facilitarle a la persona que más quiero?

En conclusión, yo te animo a que te decidas a empezar a pasar tiempo a solas, aunque sean ratitos, crea tus secretos. Pon un mensaje automático en todos tus dispositivos tecnológicos que deje claro que te encuentras perfectamente y estás ocupado contigo mismo. A partir de aquí: piensa, siente, disfruta, enfádate, crea, juega, déjate llevar… ¡Vívete!

Autor

diariodevidavip@outlook.es

Comentarios

Ester P.E
27/10/2020 a las 12:01 PM

Es muy interesante e importante este tema. Gracias por compartirlo



Rubén
27/10/2020 a las 2:04 PM

Genial entrada, echaba de menos leer reflexiones así. Gracias:)



Ana
27/10/2020 a las 2:17 PM

Muy constructiva esta entrada.



Deja un comentario

inicio
A %d blogueros les gusta esto: